A un año del 5 – 2 al Ñuble

Algo de historia Noticias

10382723_453565791446749_5196157102786829515_n

Este jueves se cumple un año desde la goleada de Curicó Unido sobre Ñublense de Chillán en el estadio Bicentenario La Granja. Partido válido por la Copa Chile, marcado por la alta presencia de jugadores formados en casa además de la garra mostrada en el césped del recinto. Qué hermoso recuerdo, curicanos. “5-mentarios”.

Imagen: Fotografía PRO / Juan Guerrero

Un histórico triunfo obtuvo Curicó Unido frente a uno de sus clásicos rivales: Ñublense de Chillán. Con un marcador final 5 goles a 2, el miércoles 21 de mayo de 2014 en el estadio Bicentenario La Granja de Curicó, la albirroja triunfó en duelo válido por la segunda jornada de la fase grupal de Copa Chile.

Aquella lluviosa tarde, el -ahora ex- técnico Sergio Bernabé Vargas utilizó una oncena titular totalmente juvenil, destacando el ingreso desde el primer minuto de siete jugadores curicanos, quienes demostraron en la cancha lo orgullosos que se sienten de formar parte del primer equipo de Curicó Unido.

Pero humillar a los de Chillán no fue fácil, ya que a los 9′ el delantero Luciano Vásquez abrió la cuenta para el equipo que dirige el ex jugador de Curicó, Ivo Basay, sorprendiendo al portero Juan Martínez y desatando la euforia de los 100 hinchas presentes en el codo norte del recinto deportivo.

Pero cinco minutos después un perfecto cabezazo de Pablo Otárola empataría las cosas para el Curi, que tras aquello pondría el pie en el acelerador e iría rápidamente en busca del segundo gol, el cual llegaría cuando finalizaba el primer tiempo mediante tanto del delantero paraguayo Diego Barrios, quien venció al portero Pablo Reinoso mediante una “media chilena” en la boca del pórtico norte de La Granja.

El segundo tiempo también fue para los albirrojos, quienes dominaron con excelentes jugadas de valores importantes como Pablo Otárola, José Loncón, y la figura del partido: Carlitos Guajardo.

A los 52′ nuevamente el goleador Diego Barrios aumentaría para Curicó Unido, desatando la incertidumbre de los hinchas de La Longaniza, quienes se ilusionaron con dar vuelta el marcador a los 64′ cuando Sebastián Varas derrotaría al arquero curicano Juan Martínez.

Pero la goleada no se cerraría allí, ya que a los 69′ el trasandino José Loncón marcaría el cuarto de la tarde para el equipo de La Banda Sangre mediante un lanzamiento penal muy bien ejecutado.

Y aún quedaba más, ya que cuando se jugaba el tiempo extra el juvenil Darío Morales, otro de los puntos altos del Curi en esa tarde de miércoles, aprovecharía una muy buena jugada para cederle el balón al recién ingresado Francisco Allende, otro de la cantera, quien definiría de muy buena manera frente al portero Reinoso, desatando la euforia de los aproximadamente 1.300 hinchas de Curicó Unido presentes en el principal recinto deportivo de la ciudad.

Triunfo histórico para el equipo albirrojo que desde hace muchos años no lograba un triunfo por un partido oficial por 5 goles, y qué mejor que celebrarlo ante un clásico rival, como lo es Ñublense de Chillán.