CON LA CERTEZA DE QUE SOMOS CURICÓ UNIDO

Misceláneo Opinión Portada

Ante Audax, Curicó Unido buscará dejar atrás los fantasmas de una semana llena de bajas y precedida por una dolorosa derrota ante Coquimbo. Será tarea de todos buscar dejar atrás lo sucedido por estos días.

Curicó (Redacción Curicó Albirrojo) – El duelo frente a Audax Italiano será difícil por donde se le mire. A las bajas del Mono Suárez y Carlos Cisternas, se suma la de Martín por un desgarro, y a lo que ya sabemos que hace unas semanas aqueja a Diego Díaz.

Sin embargo, muchos elementos nos hacen tener fe de que el momento se puede dejar atrás. Sí, es extraño ver al Enano Cortés en las tribunas de La Granja viendo un partido y no jugándolo ordenando el mediocampo. Pero hay factores que nos recuerdan que el curicano lo tiene todo para salir adelante, aunque siempre cueste el doble.

Porque este equipo nos ha enseñado que al rival se le puede destruir de diferentes formas. No solamente enviando centros para que un centrodelantero envíe la pelota al fondo del arco, como muchos decían que era la fórmula. Já. Pensar que ellos miraban en menos al Curicó Unido que este 2019 por primera vez en su historia alcanzó un tercer lugar de la tabla.

Tenemos que creernos más el cuento. Don Dalcio, su cuerpo técnico, y los suyos nos han demostrado que este equipo puede dar mucho. Mucho y más. Nos ha enseñado un montón dentro y fuera de la cancha, destruyendo de manera perpetua a rivales que se han visto acogotados por el esquema del argentino. Ha ido logrando una consagración en calidad de local que -si bien se ha visto complicada por momentos- solo ha sido vencida en una vez.

(Foto: Curicó Albirrojo)

Olvidemos ese paradigma de que el Albirró en Primera solo pelea por no volver a la B. Dejemos de pensar que es un Veranito de San Juan el ver al Curi en medianía de la tabla y no de la 12ª posición hacia abajo como antes. Pero ojo, esto no quiere decir que nos debamos agrandar y creer que todo está bien. Es verdad que hay cosas por corregir, siempre lo existirán. Hasta en el Barcelona tienen elementos por trabajar para ser mejores. Y tampoco nos echemos a morir si perdemos contra el Audax, el Iquique de Jaime Vera, o Ñublense.

¿Se puede perder ante Audax Italiano? Claro que sí. Puede que suceda. Pero no por eso seremos los peores, ni ganando los mejores.

Dalcio Giovagnoli nos ha demostrado que el Curi es un equipo que no se rinde nunca y seguramente buscará las mejores armas con lo que tiene a su disposición para derribar el cerco itálico. No se dieron por vencidos ante O’Higgins, que lo dieron vuelta de manera increíble, ni ante Colo Colo, al que lo vencieron por primera vez en el Estadio Monumental.

Curicó Unido cayó 1-3 en su visita al Audax por la primera rueda 2018.
Foto: Jorge Brito / Curicó Albirrojo

Así ponemos toda nuestra fe en el equipo que tiene todo en sus manos para demostrar que en casa manda él, que las rachitas de victoria alcanzadas este año no han sido casualidad, y que está para algo más grande que solo salvar la categoría.

Porque venimos de abajo, de muy abajo. Nacimos en las cenizas y nos cuesta mucho levantarnos. Porque no estamos en Santiago, no somos portadas de los periódicos nacionales, y recién nos estamos acostumbrando a que la televisión transmite todos nuestros partidos. Porque al curicano siempre le cuesta el doble o el triple.

Muy simple. Porque somos Curicó Unido, tenemos a un equipazo y a una hinchada que jamás abandonan, los que a propósito volverán en masa este sábado a las 20.30 horas para medirse juntos ante el cuadro floridano.