El protagonista del partido fue otro: Francisco Caamaño

Campeonato Primera B Noticias

Curicó Albirrojo / Gonzalo Basualto

Sí, la figura del partido fue Patricio Schwob. Pero esto pasó a segundo plano debido a que el juez del partido ante Iberia, Francisco Caamaño, se robó la película debido a las seis expulsiones y uno que otro show.

El empate 1 a 1 entre Curicó Unido e Iberia pasó a segundo plano luego de que el arbitraje de Francisco Caamaño se impusiera ante el espectáculo futbolístico, y el juez expusiera su propio show ante las 1.660 personas presentes en La Granja.

Primero la “víctima” fue Camilo Gaínza. El chico ex UC aun no jugaba minuto oficial alguno por Curicó Unido en la Primera B, y fue expulsado estando en la banca debido a presuntos reclamos hacia el arbitraje.

Luego fue el turno  del trasandino Matias Grandis. El argentino fue expulsado debido a doble amarilla que acumuló a lo largo del partido.

Pero los momentos más polémicos del juez llegaron cuando el encuentro ya expiraba. Primero el ex Curicó Unido, Oliver Toledo, acusó una presunta falta por parte del curicano Sebastián Leyton, ante lo cual Caamaño no supo qué hacer.

Se paseaba para allá, se paseaba para acá, y no sabía a quien amonestar. Le consultaba a sus asistentes, pero al parecer ellos tampoco tenían la respuesta.

Lo llamativo de la jornada fue cuando le mostró tarjeta roja al chileno – argentino Franco Bechtholdt, quien no había sido protagonista de la jugada. Luego de aquello, don Francisco se rectificó y expulsó a Leyton y a Emerson Ayala.

Pero todo no terminaría ahí. Luego de un confuso incidente entre José Salcedo y Carlitos Guajardo, las tarjetas rojas continuarían y ambos se irían a camarines.

Así terminó el empate entre curicanos y angelinos. Seis expulsados, cuatro en Curicó y dos en Iberia.