Tres jugadores formados en Curicó Unido y campeones en El Salvador se tatuaron la copa de la Primera B que obtuvieron con la Banda. ¡Amor por los colores!

Copa de la Primera B obtenida por Curicó Unido en El Salvador. | (Foto: Miguel Cancino / Curicó Albirrojo)
Copa de la Primera B obtenida por Curicó Unido en El Salvador. | (Foto: Miguel Cancino / Curicó Albirrojo)

Curicó (Curicó Albirrojo) – Siguen las celebraciones por el ascenso de Curicó Unido a la Primera División. Y tres que lo vivieron en cancha, y que sumaron minutos y goles claves con la Banda Sangre esta temporada, decidieron tatuarse la copa obtenida hace dos semanas en El Salvador con el Gigante del Mataquito.

Se trata del multifuncional Franco Bechtholdt, y de los defensores Christopher Díaz y Matías Canales. Los tres fueron formados en la Albirroja, y no dudaron en marcarse en la piel su primer trofeo como profesionales, y que obtuvieron con la institución que los formó.

Así lo mostraron a través de sus respectivas cuentas personales de Instagram:

¡Comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on StumbleUponBuffer this pageShare on RedditPin on PinterestFlattr the authorEmail this to someone