«PENSÁBAMOS QUE LO DE BUSS ERA UN CASO AISLADO»

Primer equipo

En los últimos partidos de Curicó Unido se han dado bajas, si bien no es algo extraño considerando el trabajo físico de los jugadores, las alarmas se encendieron porque todas responden a la misma causa: problemas estomacales de los jugadores.

En la previa frente a Huachipato, se decidió que Jen Buss no jugaría producto de un aparente virus que lo afectó, mismos síntomas presentó el delantero Matías Cavalleri, quien ingresó al campo de juego al minuto 77  frente a O’higgins el pasado sábado en el estadio La Granja.

Al ser consultado por este escenario, el director técnico de Curicó Unido, Dalcio Giovagnoli aseguró que «hay mucha preocupación, no solamente ataca a los jugadores, personal del club también está (expuesto), creemos que es un virus», agregando que «aparentemente está dentro de una zona donde podría ser un fertilizante u otra cosa, permanentemente estaríamos en contacto con ese lugar».

El entrenador agregó que no sólo Cavalleri presentó molestias, también las tuvo Mauro Quiroga y ‘Cachi’ Bechthold, lo que quedó evidenciado en el cambio cuando sale de la cancha en el minuto 67.  

«Preocupa, pensamos que lo de Buss era un hecho aislado, quedamos preocupados, quedé muy caliente. Explicar este tipo de situaciones en el siglo que estamos es algo para analizar muy a fondo, tenemos la buena fe que se podrá solucionar, ver realmente que tipo de inconveniente hay que genera esto», concluyó el DT.