“El partido contra Católica puede ser el momento perfecto para dar la sorpresa en el torneo”.

Curicó (Jorge Rojas / Curicó Albirrojo) – El empate del sábado pasado nos dejó a todos preocupados. Si bien el equipo juega bien, los goles no llegan y los tres puntos tampoco. Eso es lo que complica a estas alturas, sobre todo teniendo a un rival directo por el descenso al frente y jugando de local.

Al final el resumen fue el mismo de la mayoría de los partidos disputados por el Curi. Buen juego, manejo del partido y del balón pero con pocas chances de inflar las redes. Ni la inclusión de Mauro Quiroga ha resultado para que el equipo de Jaime Vera pueda sumar de a tres.

Ahora bien, si alguien quiere buscar responsables pareciera que es algo compartido. En un principio los cambios y el once inicial de Vera podía ser cuestionado, cosa que cambió en los últimos partidos. Muchos podemos estar en desacuerdo con la inclusión de Bechthldt desde el minuto uno, pero no hay otro jugador que haga ese trabajo. De todas maneras el DT curicano se abre a otras posibilidades e incluye a a Espinosa, Cortés y Zúñiga. Es algo raro pero que en estos tiempo se agradece. Buen trato de balón y pases precisos.

Lamentablemente quienes son los responsables de marcar los goles, no hacen el trabajo. Solo con eso se soluciona este mal momento, el resto ya osa a ser irrelevante. Lo importante es ganar, sumar de a tres y no repetir el punto obtenido como local.

El partido contra Católica puede ser el momento perfecto para dar la sorpresa en el torneo.